Curso online de mindfulness para tiempos de incertidumbre y mascarilla

Curso online de mindfulness para tiempos de incertidumbre y mascarilla

Inscríbete ya
(30 septiembre a 3 diciembre – horarios de mañana y tarde)

O apúntate a una sesión gratuita de prueba

Llevo más de 25 años practicando (y 20 enseñando) yoga y meditación, disciplinas que me han proporcionado incontables beneficios –entre ellos sentirme un poco jedi. Me interesé por Mindfulness desde lo académico en 2001, apuntándome diez años después a uno de los primeros cursos de Atención Plena que ofreció en la Universidad Complutense de Madrid el Instituto Nirakara.

Se trataba del célebre “Reducción del estrés basado en Mindfulness” –o MBSR por sus siglas en inglés–, el mismo que desarrolló Jon Kabat-Zinn en la Universidad de Massachussetts en 1979. Este protocolo, homologado actualmente por la Universidad de Brown, es el más estudiado en investigaciones de neurociencia, psicología y medicina. Pero no fue exactamente lo que yo esperaba…

¡Coff-coff!

Acostumbrado a centros cucos de yoga decorados en tonos pastel, con musiquilla de flauta bansuri y aroma de sándalo, se me arrugó la nariz (literalmente) al entrar por primera vez en el espacio donde se impartían las clases: un sótano de la Complutense cercano a la salida de la A-6, por cuyas ventanas nos invadía el ruido y la humareda del tráfico en hora punta. En aquel zulo estuvimos metidos veinte asistentes durante dos horas y media, una vez por semana, a lo largo de dos meses.

A pesar de ello, tengo que decir que el curso me entusiasmó. No es que el contenido me sorprendiera –en el fondo, no se diferenciaba demasiado de prácticas y conceptos que ya tenía bien integrados. Lo que me impresionó sobre todo fueron el enfoque y la metodología del curso. En vez de recurrir a tradiciones, creencias o gurues, los profesores citaban estudios científicos y anécdotas personales, empleando un lenguaje claro y asequible. Las experiencias y dudas de los asistentes se compartían en grupo, permitiendo aprender los unos de los otros. Y el foco estaba siempre en llevar todo lo aprendido a la vida cotidiana, al encuentro con la realidad.

De hecho, el tráfico de la carretera que nos acompañaba clase tras clase se integraba en el propio currículum. “Es nuestro mejor maestro”, nos repetían una y otra vez, entre risas, nuestros supuestos maestros. Pero la cosa tenía su miga, porque si la idea era gestionar el estrés, ¿qué mejores aliados que los gases tóxicos de los combustibles fósiles, el estruendo infernal de mil coches y camiones, las prisas de una capital desquiciada? Eso, y no la paz artificial de un estudio de yoga, es lo que nos depara el día a día a los ciudadanos ajetreados del Siglo XXI.

No sé si puedo describir aquella experiencia como “maravillosa”, pero sin duda fue transformadora, tanto a nivel personal como profesional. Tengo que decir que también me reí mucho con los profes (Gustavo Diex y Rafael G. de Silva), lo cual es siempre buena señal.

Pero más allá de mi vivencia anecdótica, numerosos estudios científicos avalan la eficacia de Mindfulness para reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, para tratar el dolor y las adicciones, y para potenciar habilidades cognitivas como la creatividad, entre otros beneficios. Es por eso que se imparten cursos de atención plena en miles de hospitales, universidades, empresas y organizaciones de todo el mundo.

Por todo ello, decidí formarme hace algún tiempo como profesor de Mindfulness con la Universidad de Brown, a través del Instituto Nirakara. Desde diciembre de 2019, estoy finalmente habilitado para enseñar este mismo curso que tanto me impresionó: MBSR.

Mindfulness ante la pandemia

Estamos viviendo momentos muy complicados. La crisis del Coronavirus está poniéndolo todo patas arriba. Esta enfermedad amenaza la vida, ahoga la economía, revuelve la política y hasta nos impide abrazarnos cuando más falta nos hace. Incluso la risa sin mascarilla puede ser mortífera –¡una auténtica explosión de gotitas potencialmente cargadas con virus!

Las prácticas de Mindfulness no pueden cambiar nada de esto, como no pueden frenar el tráfico en la A-6, con sus ruidos y humos. Pero sí pueden ayudarte a…

  • Reducir el estrés y el sufrimiento
  • Fomentar tu salud y bienestar
  • Aceptar la realidad tal y como es
  • Apreciar la soledad y el silencio
  • Superar miedos, adicciones y patrones automáticos
  • Responder con mayor sabiduría a los desafíos
  • Mejorar la escucha, la comunicación y la empatía
  • Reducir la velocidad y los impulsos de “hacer”, “consumir”, “entretenerte” y “rellenar el tiempo”
  • Ser más [email protected] contigo [email protected] y con los demás
  • Fortalecer tu conexión con la sociedad y la naturaleza
  • No subirte por las paredes (al menos no muy a menudo)

En definitiva: es mucho, MUCHO más útil que el papel higiénico durante estos tiempos de cuarentenas y restricciones varias. ¡No te quedes sin una buena reserva!

Fuera de bromas, desde la primera semana del confinamiento por la emergencia Covid-19 en España, y durante cuatro meses, estuve ofreciendo sesiones gratuitas de Mindfulness online un par de veces por semana, aliándome con otros profesionales en un proyecto que actualmente coordino: ModoSer. A lo largo de cuatro meses, acompañamos y nos sentimos acompañados por cientos de personas en estos momentos tan desafiantes, comprobando más que nunca el valor de las prácticas de atención plena.

Un MBSR adaptado al formato online

A partir de otoño 2020 ofreceremos en ModoSer una versión online de Reducción del estrés basado en mindfulness (MBSR). Virtual, y por lo tanto no viral. Es lo que toca en estos tiempos que corren. Aunque, bien visto, asistir a un curso desde tu propio dormitorio o salón probablemente sea más agradable que lo del sótano de la A-6.

Yo facilitaré uno de los cuatro horarios (aquí puedes mi perfil en ModoSer) junto con Laura Ferrándiz, en clases grupales online, en vivo y en directo: 8 sesiones semanales (normalmente de 2 horas y media de duración), más una jornada entera de práctica (7 horas y media).

Nuestras sesiones se llevarán a cabo del 6 de octubre al 1 de diciembre los martes de 10.30-13.00. El precio es de 245 euros por más de 30 horas de curso más las grabaciones y otros materiales de apoyo. ¿Quieres comprobar si merece la pena? Apúntate a una de las sesiones de introducción a Mindfulness y MBSR gratuita que ofrecemos en ModoSer. Además de las clases presenciales, el curso requiere un compromiso de aproximadamente una hora de práctica al día durante las ocho semanas.

Puedes inscribirte y consultar otros horarios (con otros formadores) en esta página.

Otras opciones

Si te interesa el Mindfulness pero no quieres apuntarte de momento a este curso, puedes suscribirte a la lista de correo de ModoSer para que te mantengamos al tanto de otras iniciativas, noticias y recursos relacionadas.

También puedes:

  • Apuntarte a las sesiones gratuitas que ofrecemos en ModoSer
  • Seguir a tu ritmo esta versión gratuita del MBSR que puedes realizar mediante vídeos y grabaciones, a tu propio ritmo.
  • Si ya tienes familiaridad con la meditación o te atreves a experimentar desde cero, puedes descargarte alguna app con meditaciones guiadas como HeadspaceCalm o Insight Timer.

¡Contagia el virus positivo!

Te agradezco que difundas esta iniciativa a quien creas pueda beneficiarse, compartiendo con los siguientes botones por mail, whatsapp y/o redes sociales…